Cole Moneda

sábado, 26 de octubre de 2013

LA CUEVA III

El ser humano se dibujaba a sí mismo, en los primeros tiempos de forma muy esquemática, ejemplo importante es el INDALO,

es una figura de origen ancestral que se encuentra en la cueva de los Letreros en el municipio de Vélez-Blanco (Almería) Se trata de una pintura rupestre del Neolítico.
Representa a una figura humana con los brazos extendidos y un arco sobre sus manos, si bien su significado no ha sido aún esclarecido de forma definitiva existiendo también varias teorías que apuntan a cierta divinidad en el dibujo.

al cabo del tiempo fue perfeccionando el trazo y la figura humana se fue estilizando y adquiriendo grandes detalles, las escenas de caza y los animales que querían cazar o los que habían cazado son las pinturas más comunes.
Un gran ejemplo es la CUEVA DE ALTAMIRA


Otros ejemplos: